miércoles, 5 de febrero de 2014

Promesas

¿Alguien más se ha dado cuenta de que ya nada es lo mismo?

Las promesas ya no son lo que eran, los te quiero ya no son lo que eran, ni siquiera los abrazos son iguales. En la actualidad le decimos te quiero a cualquiera y prometemos cosas que jamás cumpliremos pero como la mayoría de las conversaciones ahora son mediante una red social y apenas personales, es muy fácil mirar lo que escribe el otro y prometerle tonterías como “todo irá bien”, “nunca te dejaré”, “estaré a tu lado pase lo que pase”… así e infinitas más. Y no hablo simplemente de las relaciones amorosas, hablo también de amistades, tus amigos lo pasan mal y te lo cuentan por facebook, una estúpida y asquerosa red social que sí, es útil, no lo negaré, yo misma soy usuario de ella, pero ¿dónde está el verdadero amigo que lo deja todo y se va a abrazar al otro que lo pasa mal? No nos damos cuenta pero esas cosas están acabando y para “esconderlo” simplemente les escribimos palabras de consuelo que más tarde no cumpliremos. Me incluyo en el grupo porque me he dado cuenta de que aunque intente mantener todas mis promesas no puedo… no puedo porque soy débil, porque dejé que las cosas se estropearan, por infinitas razones.

Recuerdo promesas viejas junto con discusiones sobre qué es la amistad, recuerdo promesas aún más viejas junto con caídas y collares rotos, las recuerdo y las sigo manteniendo, o al menos lo intento. Las palabras hoy en día se las lleva el viento y creo que no todos somos conscientes de aquello que prometemos, aunque también creo que la otra persona entienda la promesa del todo, porque cuando te prometen algo te emocionas y sonríes y quien sabe… hasta te sientes seguro, pero ¿cuánto tiempo pasará hasta que la persona se olvida de dicha promesa? Tanto el que formula la promesa como el que la recibe. Hoy en día las promesas suelen hacerse cuando la otra persona está mal, y con eso se asociará la promesa con malos recuerdos, y cuando vuelvas a caer, te acordarás de que una vez alguien te prometió algo y te sentirás mejor, pero ¿se acordará esa persona de lo que te prometió? ¿Lo decía en serio o solo intentaba reconfortarte porque si?


Veo promesas por todos lados y me pregunto si saben lo que hacen, las personas olvidan con el tiempo y no digo que todas lo hagan, yo intento no olvidar ni una promesa, pero la mayoría de las promesas son eso, palabras lanzadas al aire que crean momentos que jamás volverán. 

Momentos imperfectos que se convierten el los mejores de tu vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario