martes, 28 de enero de 2014

Weird moment

Su mirada es penetrante y me controla. Una vez nuestras miradas se cruzan no puedo separar mi vista de ti, es como si algo me dijera que coja esa oportunidad y haga contigo todo cuanto he soñado despierta. No puedo explicar que es, porque sinceramente no lo entiendo, solo sé que el nerviosismo se apodera de mí y si tan solo supieras todo cuando acude a mi mente no te quedarías ahí, quieto, devolviéndome la mirada…