martes, 3 de diciembre de 2013

Duele.

"No pasa nada", "es igual", y montones de expresiones así... las digo mucho, pero ¿cuando lo hago enserio? Duele, ¿sabes? Duele que quieras algo con todas tus fuerzas y que no lo consigas, no lo alcances solo porque la otra persona no ponga de su parte. Y no es su culpa (al menos no siempre) pero lo único que puedes hacer aparte de llorar es culparle por no intentarlo, culparle por todo. 

En realidad no pido mucho, creo vamos, llamadme loca, solo pido verte una vez al mes y ni eso consigo. No pido una tarde de charla ni nada, solo con verte me contento, no sé, es una tontería pero es así pero ni eso consigo. 

Cuando me doy cuenta de la inmensidad de mis sentimientos, me asusto, porque sé que un día me consumirán. 

martes, 12 de noviembre de 2013

No deberías estar leyendo esto...

Me he dado cuenta de que mis ultimas publicaciones hablan casi todas de ti... weird. I really missed you. 

No es que quiera que lo leas, si de mi depende nunca leerás estas cosas tan raras y cursis que escribo sobre ti o sobre mi o sobre mi vida, pero por si lo llegas a leer, espero que te haya llegado también el mensaje de que te quiero. 
He etiquetado lo que siento de "capricho" y de "odio"... he etiquetado mis sentimientos tantas veces que no sé cual creerme, pero hoy alguien me dijo que olvide lo que pasó, que lo olvide todo por un segundo, cierre los ojos y le describa que siento por ti. Fue una terapia rara, André no suele hacer esas cosas, pero después de tanto insistir lo hice y me he dado cuenta de que te quiero de verdad, y que de echo nunca dejé de hacerlo. No es que seas el amor de mi vida en plan... "oh por el Ángel, moriré si no te tengo" No. Pero eres la persona que quiero hoy y ahora, eres la persona por la cual me preocupo y con la cual busco vivir algo, lo que sea, cualquier cosa que me permita besarte y abrazarte sin que sienta que te molesta. 

Yo no haré nada más. No sé que más hacer. Estoy estancada y no sé como avanzar, no quiero agobiarte, no quiero convertirme en esa versión de mi que no se calla y que es pesada, así que solo me quedaré quieta, esperando 

No recuerdo si te lo dije en persona esa rara noche, pero ya te lo he dicho al menos dos veces... te quiero, me gustas, pienso un poco en ti... mucho.


Siento todo esto, te dije que no deberías estar leyéndolo. 


viernes, 1 de noviembre de 2013

Feeling things

En mi vida he podido entender por qué todo esto pasó. Siento ser como soy. Siento haberte agobiado. Me odio por haberte dejado decirme que me alejara, me odio por ser autodestructiva y acordarme de ti. No sé por que pienso en ti. No lo entiendo, pero estos momentos de debilidad en los que pienso en todos los errores que he cometido, siento que haberte echo caso fue el peor de todos. 

Es probable que ambos estemos mejor el uno sin el otro. Tu pareces feliz, y yo lo soy a mi manera... pero he vuelto a caer y me he dado cuenta de la falta que me haces. Me ayudaste muchísimo a superar algo que en ese momento para mi era imposible superar, y siempre que sale tu nombre, recuerdo lo bueno y lo malo... porque no todo eran rosas de color

Me gustaría poder entender qué pasó en realidad. Sospecho profundamente que "it was my fault", como siempre, por ser como soy, pero aun y así, no entiendo el por qué de este odio que parece que nos tenemos. Porque sí, lo tenemos. Sigo preocupándome y de alguna manera busco recuperar un poco del pasado, pero es todo tan imposible para mi ahora mismo. 


Te pido una única cosa... no te enfades con ella. No fue su culpa. Ella solo me hacía un favor y no sé como lo supiste, pero no la tomes con ella.

miércoles, 30 de octubre de 2013

Damon

No es nunca la mejor opción porque es egoísta y siempre te dice las verdades que no quieres escuchar. Es rudo, fiel y malo. Se preocupa siempre por sí mismo y después por los demás. Busca sobrevivir. Busca pasar desapercibido ante todo excepto el sexo femenino.  

Entonces te das cuenta de que se vuelve más cabrón contigo. Te evita todo el rato. Evita mirarte, quedarse a solas contigo. Evita momentos incómodos donde hablan de ti, y te preguntas que has hecho para que te odie tanto.

Te das cuenta de que desde el primer día ha estado ahí para ti aunque no lo pareciera… te das cuenta de que siempre le has querido pero nunca has querido asumirlo… te dolía… por los demás… porque él era el que siempre la cagaba, él era siempre el que cometía los errores, pero lo único que buscaba era tu atención, tu amor… ese que siempre has sentido y nunca has admitido.


Entonces lo ves morir… lo ves morir y lo único que piensas es en estar a su lado ¿por qué? Porque  lo amas. Él siempre conseguía hacerte sonreír. Te valoraba. Te presionaba para que alcanzaras la perfección. Te enseñaba como hacerlo de maneras que no eran las mejores, pero sí las más perfectas… él simplemente te enseñaba a sobrevivir para que el día en que se fuese tu pudieses vivir sin él.

Te protege y valora. Busca no poner más cargas sobre tus hombros porque ya has sufrido bastante. Te ama. “Ella no vale ni un pelo de tu cabeza.” Y sin embargo no eres capaz de decidirte con cuál de los dos te quedas.

Damon. Siempre equivocándose pero nunca abandonando.


Damon es… Damon.  

martes, 1 de octubre de 2013

No.

No. No estoy bien, no me encuentro bien, me siento como una puta mierda y sin embargo lo que pasó es lo que yo esperaba que pasara, pero no, en realidad pensaba que la tarde sería bien, normal, me echaría unas risas y tal y volvería a casa con una sonrisa. Pero no. Asco. Odio el puñetero echo de hacerme ilusiones, odio el puto echo de sentir emociones. Lo odio todo.

sábado, 22 de junio de 2013

¿Cómo olvidar a alguien que te hacía olvidarlo todo?

No sé porqué... hoy me ha dado por ser imbécil y mirar conversaciones perfectas con personas perfectas y joder.... ¿qué mierda nos pasó? Llámame loca, obsesionada, estúpida, imbécil, llámame lo que te salga de la punta del pene, en serio, pero léetelo hasta el final, y entonces, entonces entenderás por qué es tan largo.

No fui capaz de llegar al primer mensaje, de verdad que lo intenté, pero supongo que hablamos demasiado, y para serte sincera me cansé de esperar. No sé realmente que pretendo con esto, pero sigo sin entender nada, y bueno, tampoco espero que me lo expliques, es solo que… no sé qué nombre darle a lo que teníamos, puede que ni tenga nombre, pero lo que sí sé es que esa amistad que empezó en diciembre y terminó en mayo, era perfecta.  Supongo que todo se complicó cuando puse las cartas sobre la mesa... o no, no lo sé, solo sé que después de haber leído más de 3 meses de conversaciones por facebook, puedo decirte sinceramente que te echo de menos.

Es un poco heavy leer todas las promesas tontas que nos hicimos, leer todas las frases encantadoras, todas las cosas pornosas’ que discutíamos. Recuerdo vagamente el truco de “Smileame :D” por cam, y el efecto que tenía en ti, recuerdo que eras mi embarazado, mi prinseso, recuerdo pocas cosas grandes y bastantes detalles que dudo que quieras que te los recuerde. Desde un principio siempre tuve aquél miedo de “no lo cabrees” “no seas pesada” “déjalo en paz” pero a medida que pasaban los días y me contradecías, me decías que yo no era no pesada, ni que nunca te enfadarías conmigo, pues te creí… lo que supongo fue una estupidez, porque me advertiste que no lo hiciera, me advertiste que no creyera en ti, pero llegaste tarde.
No puedo mirar Gru sin recordar como fangirleabas’ con la puñetera peli, no puedo mirar y/o hablar de Star Wars sin acordarme de la última vez que hicimos cam, créeme, eso marcó un punto decisivo en esto que yo le llamaba amistad, porque desde ese día, todo cambió. El cariño que habías demostrado antes se evaporó, y salió el frío y raro del que me  hablaste una vez, pero no me importó, porque prometí quedarme a menos que me echaras, algo que hiciste más tarde.

El motivo de esto, es que fui tan idiota como para dejar que todo se fuera a la mierda por algo que era un simple capricho, porque sí, me gustabas, pero en realidad lo que me gustaba de ti es que conseguías hacer que mis problemas desaparecieran, conseguías llevarme lejos de la mierda que me rodeaba, me distraías y me hacías reír. Hubo un pequeño espacio de tiempo que ocupaste un lugar muy importante al lado de André, y eso no sé cómo te lo ganaste, pero estuviste ahí.
Sigo sin estar segura de porque esto, pero ya está hecho, y si lo has leído, bueno, supongo que esto es una especia de despedida, tu lo finalizaste el 25 de mayo, yo lo doy por finalizado hoy, 22 de junio a las 3:55 de la mañana.


Pensaré en ti, y seguiré preocupándome, porque en ningún momento me dejaste de preocupar, pero como dije antes, supongo que esto es un adiós definitivo, puede que en el futuro nos veamos y nos riamos de esto (algo que dudo plenamente..). No pretendo causar ningún tipo de emoción en ti, no pretendo que me contestes o me vuelvas a hablar después de leer esto (si es que lo has leído), eso es decisión tuya, solo quería decirte adiós.