lunes, 16 de mayo de 2011

Un mundo de mentiras # Capitulo 8

- El médico me dijo que deberíamos hablar contigo, que cada persona era diferente, porque muchos podían escuchar mientras estaban en coma, por eso no cuesta nada intentarlo ¿Verdad?...Amy... el mundo se vuelve raro cuando no estas conmigo, me siento impotente, a veces tengo ganas de chillar, decir a todo el mundo que estoy sufriendo por no tenerte como quería, todos... todos estos años a tu lado, nuestra amistad, el cariño que tengo por ti, es todo tan perfecto , que aun no soy consciente de lo que está pasando, eres mi mejor amiga desde pequeña... - ella empezó a llorar y estuvo así durante algunos largos minutos- ¿recuerdas cuando nos conocimos Amy? Tú eras una de las chicas más populares que había, todos se reían de mí , me llamaban zanahoria, y tú fuiste la única que no me apuntó con el dedo, la única que no me insultó ni me maltrató, poco a poco fuiste perdiendo tus amigos, tu reputación, muchas veces te pregunté si estabas segura de eso... -volvió a llorar bien fuerte, y sentí como si algo hubiese apuñalado mi corazón- siempre me contestabas con esa sonrisa en los labios, como si el mundo fuera perfecto diciendo, "claro Violet , es mejor tener pocos y buenos amigos, que muchos y malos ", nunca te dije lo cuanto significaba eso para mí, nunca te dije lo cuanto te quiero, ahora me siento tan sola Amy, me siento incompleta, porque sabía que tu tarde o temprano me dejarías , irías en busca de tu sueño, pero no de esta manera Amy, así no, te avisé tantas veces de que eso no estaba bien, intenté llevarte a la razón pero esa maldita obsesión, esa maldita perfección que estás buscando no existe Amy, no existe... -ella lloraba de una manera impresionante, nunca pensé que fueran a sufrir tanto por mí, que me echaran tanto de menos - sabes que durante estas dos semanas intenté venir a verte varias veces pero no pude, yo no aceptaba que estuvieras aquí, no aceptaba que mi mejor amiga se encontrara en esta situación... despiértate -ella tenía miedo, casi podía sentir el dolor que había dentro de ella, su desesperación, la manera como lloraba, la manera como decía mi nombre- despiértate por favor, hazlo por mí, porque necesito tenerte, necesito que me apoyes, no me puedes dejar así, no sin antes despedirte, no me lo merezco, vamos Amy abre los ojos, vuelve a enseñarme esa sonrisa que ilumina cualquier persona por favor...
Las lágrimas bajaban por mi rostro, no sabía si ellos lo podían ver, pero yo lloraba por dentro, chillaba, y deseaba despertarme, ellos no merecían pasar por esto, quería que todo volviese a la normalidad.
-Ayer cumpliste 18 años, fue el peor día desde que tu estas aquí, siempre había planeado este día en una discoteca, con muchos chicos y luego no dormir, estar toda la maldita noche bailando -suspiró- pero no fue así, porque cuando me desperté tu aún estabas así, durmiendo... -suspiró- ¿sabes? he conocido un chico, se llama Roger, y es guapísimo, es una persona fantástica, y me odio porque nunca me atreví a presentártelo, tuve miedo de que no te gustara, que lo criticaras, o que te creyera más guapa que yo, lo siento... sé que no eres así pero me sentía insegura -no Violet, no soy así , pero me alegro de que hayas conocido a alguien, no llores mi niña, serás siempre mi mejor amiga, por favor, para de llorar, prometo no dejarte, me despertaré, dame tiempo, por favor-, y ahora solo en pensar que quizás nunca lo conocerás... Ahhh... -chilló bien fuerte - no es justo , ¡despiértate!
-Señorita por favor -dijo la voz de una mujer mientras abría la puerta- no puede chillar, no ve que si ella la escucha será peor... dios mío... -dijo la mujer.
- ¿Que sucede señora enfermera? -preguntó Violet.
- Mire, ella está llorando -le dijo a Violet- la puede escuchar.
Violet empezó a llorar aún más, y luego echó a reírse como una histérica.
-Dios mío... Amy, me has escuchado -susurró mientras tocaba mi mano, lo podía sentir- no me lo creo, es demasiado bueno para ser verdad, mi niña -apoyó su cabeza encima de mi mano mientras la sujetaba bien fuerte.
-Será mejor que la deje descansar, si ella la puede escuchar es muy buena señal, pero no la podemos poner nerviosa porque en cualquier momento puede ponerse peor con tanta preocupación.
- ¿Ella despertará señora enfermera?
-No lo sé niña, solo dios lo sabe, así que hay que esperar, venga ahora es mejor que se vaya... ahora mismo llamaré a su familia para darles la noticia...
- Mañana volveré Amy, descansa... te quiero mucho -dijo Violet mientras las dos salían de la habitación y me dejaban allí sola.

•Viaja a los rincones que significan algo para ti, allí donde ocurrieron las cosas importantes de tu vida...

No hay comentarios:

Publicar un comentario