lunes, 2 de mayo de 2011

Un mundo de mentiras # Capitulo 7

- Amy... -alguien había entrado en la habitación, pero no sabía quién era, conocía aquella voz, pero no recordaba quien era -dios mío nunca pensé verte así -suspiró- hace días que no duermo, me siento culpable por todo esto , deseo tanto que te despiertes y me perdones por todo lo que he hecho y te he dicho -esa voz era la de Victoria, tenía tantas ganas de poder abrir los ojos y decirle cuanto la odio- sé que me odias, y que nunca te olvidarás de eso, pero necesito tu perdón para poder vivir, para poder seguir mi vida con tranquilidad... siempre fuiste un juego, una diversión, lo admito, pero nunca pensé que pudieras quedarte así por mi culpa, por mis infantilidades -ella estaba llorando, lo notaba en su voz- nada de lo que decía era verdad Amy, yo ... yo siempre te tuve envidia ¿Sabes? siempre quise ser como tú, una persona divertida, guapísima , todos los chicos hablaban de ti... lo siento Amy... tu nunca fuiste gorda, nunca, pero nunca pensé que te creyeras las barbaridades que yo decía, porque tú eres una chica preciosa, única, que tiene un carácter dulce... -sé quedó en silencio durante algunos segundos que para mí se volvieron eternos- ya le pedí perdón a Violet por todo lo que le he dicho, pero ella no me perdonó, y está en su derecho, me dijo que yo tenía culpa de todo esto y la tengo, lo sé, dijo que me perdonaría en el momento que tú te despertaras y me perdonaras primero... despiértate Amy , tienes de ser fuerte, y cuando te despiertes podrás luchar por tu sueño, por tener una familia, por ser feliz Amy, porque eso es lo más importante , quédate , quédate con toda la gente que te quiere y te tiene un cariño enorme... -suspiró entre sollozos- dentro de un mes mi madre me pondrá en un internado, y yo no la culpo, últimamente había hecho todo lo que me dio la gana, tengo la peor reputación del colegio, y antes de que me vaya quiero y rezaré para que antes te despiertes, quiero poder ir con consciencia tranquila y poder ver aquella sonrisa que animaba toda la gente... - en ese momento la perdoné, no había razones para no hacerlo, ella era consciente de todo el mal que me había hecho y estaba feliz, feliz por poder ver en ella lo que en muchos años intenté encontrar, humildad- te he traído rosas blancas, espero que te gusten Amy... y ahora será mejor que me vaya, no quiero encontrar tu madre, sé que ella nunca me perdonará, que por mucho que diga que la culpa no fue mía, por dentro ella me culpa ... pero es normal... -escuché como se abría la puerta- una cosa más Amy , sé fuerte y lucha para despertarte , no dejes aquí las personas que te aman ... adiós -dijo en una susurro .

•La vida no es sino una continúa sucesión de oportunidades para sobrevivir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario