miércoles, 9 de febrero de 2011

Necesidad de ti...

Aléjate de mí,

tu cercanía me confunde,
me estremece,
me envuelve.

Abrázame,
quiero sentir tus manos sobre mi piel,
la tranquilidad que me transmites…
te extraño.

Contigo todo se vuelve diferente,
porque de algún modo tu lo haces así.
No me sueltes, no me dejes caer,
no ahora…

Necesito que estés a mi lado,
me alejé para poder pensar,
porque me sentía confundida,
diferente.

No fingiré y te diré la verdad,
eres lo que más anhelo,
lo que más extraño,
lo que más quiero.

Eres el porqué de mis lágrimas,
el porqué de mi alegría.
Algo imposible de existir,
solo un sueño.

Te veo en el crepúsculo,
y desearía ser la luna,
para poder verte cada noche
y alumbrar tu camino en la penumbra.

Desearía ser el viento,
para rozar tu dulce cuerpo.
Desearía ser el aire,
para estar constantemente en tu corazón.

Me siento triste,
encerrada en mi mente y recuerdos,
recuerdos donde tú eres el protagonista,
recuerdos que revivo noche tras noche.

Pido a las estrellas verte de nuevo,
tenerte entre mis brazos,
sentirte cada instante,
hasta el amanecer.

Me siento atontada,
sin ti sólo soy alguien más en el mundo,
y ahora me doy cuenta,
del enorme error que cometí al dejarte atrás.

Me disipo entre la multitud de mis pensamientos,
consternada de no tenerte a mi lado,
vago en un mar de soledad,
te necesito.

Mi corazón aclama por ti aterrado de no poder verte,
una llaga quebranta mis pensamientos,
intento retenerte como si estuvieras aquí,
veo como se nubla cada instante a mi alrededor.

Ahora no puedo pensar en nada,
solo tú ocupas mi mente,
solo tú me importas,
tú me haces feliz.

Lloro desesperada bajo la luna,
una luna que brilla espléndidamente,
Iluminando mis lágrimas,
lágrimas llenas de dolor y soledad.

Tu nombre resona a cada minuto en mi cabeza,
recordándome que no te he olvidado,
que ansío abrazarte y enterrar mi cabeza bajo tu barbilla,
y simplemente, fundirme dentro tuyo.

Las calles están llenas de recuerdos,
recuerdos que abren heridas,
y todo lo que soy capaz de hacer es adorarlos
porque mía es la culpa de todo esto.

Cuando cierro los ojos te veo mirándome,
y siento que te desvaneces.
No puedo llegar hasta ti,
pero prometo no dejarte escapar.

A través de mi silencio,
te susurro una y otra vez
que eres el ángel de mis sueños,
la locura de mi mente.

Te necesito,
me consumo con tristeza.
Quiero sentirte cerca, besar tus labios,
contemplar tu cuerpo y recorrer tus manos hasta llegar a ti…

Quiero mirar tus hermosos ojos y sentir el brillo que irradian,
porque lo que necesito, es estar contigo,
unir nuestros cuerpos en mutuo silencio
y dejar salir nuestros más oscuros deseos.

Mire a dónde mire solo te veo a ti…
una puerta abrirse, el día que nos conocimos,
una ventana con vistas al mar, nuestra primera cita
un banco vacío en un jardín, nuestro primer beso.

Ahora recuerdo que no te tengo,
e mi alma llora incansablemente
en el aposento de mi pecho,
deseando recuperarte.

Mi amor por ti esta hecho de fantasía y melancolía,
es lo más puro que puede haber,
¿no lo entiendes?
Nunca saldrás de mí ser.

Ahora apenas recuerdo,
lo que es estar cerca de ti,
te amo más que nada,
y te necesito para vivir.

¿Quieres volver a mi lado?




Un poema que hice para participar en el concurso de Satn Jordi del cole, la verdad es que no espero ganar, pero si lo hago, creo que me volveré loca!! xdd
Martaa.. te lo dedico ^^ (L)

1 comentario:

  1. Aunque en algunas partes se ve medio bipolar... me encanto! ^^

    ResponderEliminar